Algunas claves para preparar con éxito una oposición

La incertidumbre laboral, la vocación de servicio público o el deseo de alcanzar una actividad profesional segura y predecible lleva a muchas personas a preparar oposiciones. Todos tenemos la idea preconcebida de que es una tarea ardua, que exige un esfuerzo grande y sistemático y que no está garantizado el éxito, ni mucho menos.

Hay que reconocer que preparar una oposición supone una decisión relevante, ya que implica apostar por una ocupación profesional a largo plazo. Por ello, no es conveniente plantearse esta tarea como una dedicación secundaria en el que invertir de manera desordenada nuestro tiempo libre. Por el contrario, requiere de una planificación rigurosa y de un trabajo muy regular e intenso, sobre todo en las semanas inmediatamente previas a la celebración de los exámenes.

En una oposición el éxito nunca está garantizado porque concurren multiplicidad de factores, como la exigencia objetiva, el nivel de otros candidatos, las características concretas de las pruebas y nuestra capacidad física y anímica. Sin embargo, se trata de conseguir que la obtención de una plaza dependa poco de la suerte o condicionantes externos y mucho del trabajo previo que hayamos realizado. En este artículo queremos proporcionarte algunas recomendaciones para que la preparación de tu oposición sea lo más efectiva posible.

Elige una oposición a tu medida

Las Administraciones Públicas convocan periódicamente diferentes plazas de empleo. A la hora de elegirlas, debemos tener en cuenta si encajan con nuestra formación, si responden a una actividad profesional para la que estamos capacitados y nos parece atractiva, si ofrece un salario acorde a nuestras expectativas, y si implica movilidad geográfica, entre otros factores.

Hay que pensarlo muy bien. Muchas personas adoptan una actitud excesivamente pragmática o toman decisiones espontáneas, y luego se les hace muy cuesta arriba llevar a cabo la preparación. No hay que olvidar que se trata de un empleo para muchos años

Valora el tiempo disponible

La elección de una oposición más o menos exigente depende también del tiempo del que dispongamos. Si eres un estudiante recién graduado, que no se ha incorporado al mercado laboral, es posible que puedas dedicar la jornada completa a la preparación. Pero si tienes familia u otras responsabilidades, o necesitas seguir trabajando al mismo tiempo que estudias, tu tiempo y capacidad de concentración es mucho menor. En ese sentido, hay que organizar el estudio de manera mucho más eficiente.

Decide cómo vas a estudiar

Temarios, esquemas, test y ejercicios son, entre otros, los recursos que tendrás que utilizar para preparar la oposición. Puedes recopilarlos por tu cuenta o conseguirlos a través de una academia de oposiciones o de terceros. En cualquier caso, es importante que estén actualizados según la convocatoria porque, de lo contrario, puedes llevarte una mala sorpresa. Nuestra recomendación es que confíes en los profesionales, puesto que los materiales pueden marcar la diferenci

Por otro lado, debes considerar la asistencia a clases de preparación. Al igual que otro tipo de profesiones, la supervisión y guía por parte de expertos te ayudarán a sacar más partido al estudio, conocer la dinámica de las pruebas y no cometer los errores de quien no tiene experiencia en oposiciones.

Actualmente, hay una amplia oferta de formación presencial y online para opositores, con distintas opciones de estudio según las circunstancias de cada uno. En Academia Oposita disponemos de diversas modalidades para preparar oposiciones en Pamplona. ¡Consúltanos!

Estudiar es un entrenamiento

Del mismo modo que el entrenamiento deportivo, la preparación de oposiciones tiene que estar articulada sobre un plan de trabajo con tiempos y rutinas claras, en el que tendrás que determinar desde el lugar de estudio, libre de distracciones y con los recursos a tu alcance, así como el ritmo de trabajo.

Como hablamos de varios meses e incluso más de un año, es conveniente fijar horarios, orden de tareas, tiempos de repaso, momentos para hacer ejercicios y test y, también, tiempo de descanso. En principio, hasta que se acerque la fecha de las pruebas, resulta recomendable descansar los fines de semana, aunque al final sea necesario estudiar todos los días.

Si ya has perdido hábito de estudio, tendrás que recuperarlo. Por ello, aconsejamos adoptar una dinámica progresiva, a la que sucesivamente se le vayan añadiendo horas de estudio, con el límite de la concentración. Más de 8 horas diarias no será seguramente efectivo y puede resultar contraproducente porque induce al agotamiento y al estrés.

Conserva la salud mental

La fortaleza mental es casi tan importante como la adquisición de hábitos o la disponibilidad de recursos. El nivel de incertidumbre ante una oposición no deja de ser elevado, pese a que nos preparemos bien. En meses de estudio tendremos momentos de duda, indecisión, e incluso ganas de dejarlo. ¡Pero no hay que rendirse! Para ello, nada mejor que llevar una preparación ordenada, descansar lo necesario y ser positivo ante la posibilidad de superar el reto.

Si quieres que te ayudemos, estamos a tu disposición. Puedes escribir a info@academiaoposita.es, llamar a los teléfonos 948 911 273 y 679 766 726 o completar el formulario de contacto.

Comparte esta entrada:

Categorías